bg

Solicitud de Servicios (PDF)

Catálogo de Servicios (PDF)

DIAGNÓSTICO ALBÉITAR
Laboratorio Clínico Veterinario

bgslider3

Brindamos un servicio integral

de laboratorio y asesoría en diagnóstico

Catálogo de Servicios (PDF)

Solicitud de Servicios (PDF)

Inmunohematología transfusional

Parte III:  Pruebas Disponibles

Dra. Angela Rojas Vargas

Existen kits comerciales para tipificación sanguínea en perros y gatos, estos incluyen ensayos de aglutinación en placa, ensayos de difusión en columna en gel y técnicas por inmunocromatografía, que utilizan anticuerpos monoclonales para detectar la presencia del antígeno.

Pruebas cruzadas de compatibilidad.

Mientras la tipificación determina el grupo sanguíneo de los antígenos presentes en la superficie de los eritrocitos, las pruebas cruzadas detectan anticuerpos hemolizantes o hemoaglutinantes en el plasma/suero del donador o receptor contra los eritrocitos del donador o receptor, incluso asociadas a antígenos diferentes a los DEAs o al sistema AB en el caso de los felinos.

Se clasifica como Prueba de Compatibiliad (PC) Mayor  y Menor. La PC mayor evalúa la presencia o ausencia de niveles detectables de anticuerpos, naturales o inducidos, en la sangre del receptor, contra los eritrocitos del donador; la PC menor busca detectar incompatibilidades entre el suero del donador y los eritrocitos del paciente.

En caninos, las reacciones más fuertes en la prueba de compatibilidad mayor, están usualmente asociadas  a anticuerpos anti DEA 1.1 positivo Se podrían observar reacciones menos evidentes, que estarían relacionadas con anticuerpos plasmáticos del receptor contra DEA 1.1 negativo, DEA 1.2 negativo o DEA 7 negativo. La intensidad de la reacción in vitro se puede correlacionar con la severidad de la sintomatología clínica en el paciente. Una prueba menor alterada, por lo general están relacionadas con anticuerpos anti DEA 1.1 positivo. Su importancia clínica depende del titulo de estos anticuerpos en el donador y del volumen de plasma que se transfunde.

Con base en los resultados en las pruebas cruzadas podría ser factible, en felinos, identificar los grupos sanguíneos (con excepción del tipo AB), esto debido a la presencia de anticuerpos naturales.

Tipificación o pruebas cruzadas

El objetivo de toda transfusión es proveer el máximo número de eritrocitos viables, minimizando la pérdida de células asociada a daño por almacenamiento o destrucción inmunomediada. Aunque frecuentemente realizamos transfusiones en pacientes no tipificados y sin pruebas cruzadas, la sensibilización y posterior exposición del receptor resulta, en un pérdida prematura (algunas horas) de eritrocitos transfundidos y complica aún más un pronóstico que por lo general ya es reservado.

Existen 2 razones principales por las cuales es importante realizar un prueba cruzada y tipificación, para disminuir el riesgo de reacción adversa a la transfusión y para evitar sensibilizar a un paciente en su primera transfusión, de manera que en caso de necesitar una segunda, no corra mayor riesgo. Incluso habiendo realizado la tipificación sanguínea, las pruebas cruzadas son necesarias, debido a la presencia de otros antígenos eritrocitarios que podrían estimular una respuesta inmunomediada; esto ultimo especialmente asociado a la falta de estudios y caracterización de otras proteínas de membrana eritrocitaria.

En felinos existe mayor riesgo de reacción adversa a la transfusión no solo asociado a la presencia de aloanticuerpos naturales, sino también porque aunque el donador y el receptor sean del mismo grupo AB, la presencia de antígeno Mik desencadenaría una respuesta inmune en pacientes Mik negativos, además en felinos positivos al virus de leucemia felina, se han reportado reacciones de incompatibilidad sanguínea no relacionadas con antígeno AB. Debido a lo anterior en esta especie se recomienda realizar tanto la tipificación como las pruebas cruzadas previo a una transfusión.

En cualquiera de las dos especies, en caso de no poder disponer de tipificación sanguínea se recomienda al menos realizar las pruebas cruzadas antes de cada transfusión. Con la disponibilidad en nuestro medio de pruebas de tipificación, y la prontitud con la que se pueden obtener resultados, la recomendación implicaría utilizar todas las herramientas a mano, para asegurar tanto la vida del paciente como el éxito de la transfusión.

Para realizar las pruebas cruzadas de compatibilidad se le deben de tomar 2 muestras de sangre a los pacientes, tanto donador como receptor, una en un tubo con EDTA y otra sin anticoagulante. Para realizar la tipificación sanguínea en felinos y caninos también disponible en Diagnóstico Albeitar es necesario el envío de una muestra tomada en un tubo con EDTA.