bg

Solicitud de Servicios (PDF)

Catálogo de Servicios (PDF)

DIAGNÓSTICO ALBÉITAR
Laboratorio Clínico Veterinario

bgslider3

Brindamos un servicio integral

de laboratorio y asesoría en diagnóstico

Catálogo de Servicios (PDF)

Solicitud de Servicios (PDF)

Fructosamina

La fructosamina es una proteína glicosilada, formada por la unión irreversible entre la glucosa y grupos amino de las proteínas plasmáticas (principalmente albúmina). La fructosamina refleja la concentración de glucosa de las últimas 2-3 semanas, por lo tanto, su medición no es alterada durante hiperglicemias transitorias; esto la convierte en una herramienta útil para diferenciar hiperglicemias causadas por estrés e hiperglicemias por endocrinopatía. La fructosamina también puede ser utilizada durante la evaluación y control de tratamiento en pacientes diabéticos, así como para clarificar discrepancias entre la historia clínica, examen físico y mediciones seriadas de glucosa.

Manejo de la muestra:

La fructosamina debe remitirse en tubo sin anticoagulante (tapa roja) o en tubo con heparina (tapa verde) y debe mantenerse refrigerada hasta el procesamiento de la misma. En caso de separar el suero o plasma, este es estable por 10 días en refrigeración y 30 días congelación.

Factores que afectan los resultados:

La hemólisis, hiperlipidemia, hipoalbuminemia, azotemia, hipertiroidismo y almacenamiento prolongado de la muestra, son factores que disminuyen la concentración de fructosamina. Se han identificado también incrementos en perros con hiperglobulinemia causada por mieloma múltiple y en hipotiroidismo.

La hipoalbuminemia es uno de los factores más importantes a tomar en consideración, ya que la concentración de fructosamina se encuentra directamente ligada a la concentración de proteínas; por lo que en algunos casos es recomendable medir estos analitos conjuntamente. En gatos hipertiroideos se suele dar un incremento en el metabolismo de proteínas por lo que la medición de fructosamina en estos casos, no es una herramienta confiable.

Interpretación de los resultados:

La medición de fructosamina siempre debe ir acompañada de una glicemia previa, considerando todos los factores mencionados anteriormente para su interpretación.

Según la técnica de medición utilizada por este laboratorio, el rango normal de fructosamina para perros y gatos oscila entre 117 y 318 µmol/L. Al inicio de la enfermedad o en diabetes ligera, la medición puede estar dentro de rango normal.

Como se mencionó anteriormente, la fructosamina constituye una herramienta importante para el control de pacientes diabéticos, algunas investigaciones sugieren que la diferencia crítica en gatos debe ser de 50 µmol/L, lo que quiere decir que la diferencia entre dos mediciones consecutivas de fructosamina debe exceder este valor para reflejar un cambio positivo en el control glicémico; no obstante, es importante tomar en consideración que la fructosamina nunca debe utilizarse como prueba aislada, por lo que debe existir una correlación entre los resultados, evolución clínica del paciente y curvas de glucosa.

Referencias bibliográficas:

  1. Feldman, E. y Nelson, R. Canine and feline endocrinology. Cuarta edición, Estados Unidos, 2015. Pág. 234-235, 291-290-291.
  2. Thrall, M y Weiser, G. Veterinary Hematology and Clinical Chemistry. Segunda Edición, Estados Unidos, 2012. Pág. 433-434.

Deja un comentario