bg

Solicitud de Servicios (PDF)

Catálogo de Servicios (PDF)

DIAGNÓSTICO ALBÉITAR
Laboratorio Clínico Veterinario

bgslider3

Brindamos un servicio integral

de laboratorio y asesoría en diagnóstico

Catálogo de Servicios (PDF)

Solicitud de Servicios (PDF)

Coagulopatía Intravascular Diseminada y Dímero-D

Revisión bibliográfica por: Dra. Natalia Lizano Hernández CMV 1599

La CID es una complicación del paciente crítico que se da producto de algún proceso en el que haya destrucción importante de tejidos. Se presentan una serie de alteraciones en el balance de los procesos de coagulación e inhibición de la coagulación, provocando sangrados, hemorragias y hasta fallo multiorgánico.

El proceso de coagulación comprende:

a-      La hemostasia primaria, la cual consiste en la agregación plaquetaria para formar un tapón.

b-      La hemostasia secundaria que involucra activación de la cascada de factores de coagulación para formar un coagulo estable para dar tiempo a la regeneración del endotelio.

c-       La degradación del coágulo a través de mecanismos enzimáticos (plasmina) para reestablecer el flujo sanguíneo.

Anticoagulación: Para evitar una activación exagerada de la hemostasia secundaria, existe un mecanismo llamado Inhibición de la coagulación, el cual controla la activación inapropiada de la cascada de coagulación. Involucra sustancias como proteínas C y S, antitrombina III e inhibidor de la vía del factor tisular.

La CID involucra los procesos de coagulación y anticoagulación al mismo tiempo y  de manera descontrolada. La exposición de factor tisular o la presencia intravascular de células circulantes dan origen a la activación de la coagulación. Si el factor tisular se expone en grandes cantidades hay una formación de trombos en exceso, que los mecanismos de la inhibición de la coagulación no pueden controlar. Micropartículas viajan por el torrente sanguíneo favoreciendo la propagación de la activación de la cascada de coagulación en otros sitios y empeoran el cuadro. La inhibición de la coagulación no da abasto con la formación de trombos descontrolada.

Algunas causas de la CID:

–          Traumas y quemaduras

–          Neoplasias (hemangiosarcoma, adenocarcinomas)

–          Envenenamiento (serpientes)

–          Shock y hepatopatía o esplenopatía

–           Golpe de calor

–          Acidosis metabólica

–          Endotoxemia

–          Viremia (parvovirosis)

–          Dirofilariasis

Dímero-D

El Dímero-D corresponde a un subproducto de la degradación de fibrina por parte de la plasmina.

La medición de esta sustancia consiste en la prueba más sensible para la identificación de Coagulopatía Intravascular Diseminada (CID) aguda en medicina humana y veterinaria, ya que indica que hay un proceso de coagulación activa y fibrinólisis ocurriendo. Sirve para detectar sólo afecciones recientes o que están ocurriendo en el momento, ya que su vida media es muy corta (5 horas).  La alteración del Dímero D ocurre antes de que se alteren las plaquetas y los tiempos de coagulación, por esto es importante realizar la medición en pacientes críticos que pueden llegar a desarrollar CID.  El pronóstico para pacientes con CID es mucho mejor si se inicia el tratamiento cuando sólo se ha alterado el Dímero D que si ya se tienen alteraciones clínicas (sangradas, hipercoagulabilidad) o de laboratorio (Trombocitopenia, aumento de TP y TTPa)

Esta prueba se puede utilizar también para detectar tromboembolismo pulmonar.

Indicaciones para la toma de la muestra:

La muestra debe ser depositada en un tubo con Citrato de Sodio como anticoagulante (tubo de tapa celeste), obligatoriamente lleno completamente (hasta la marca que trae el tubo) y homogenizarse para evitar la formación de coágulos, ya que esto es motivo de rechazo. De igual forma deben tomarse las consideraciones generales de manejo de la sangre para evitar hemólisis y lipemia.

Deja un comentario