BACTERIAS MÁS COMUNES EN OÍDO

Dra. Susana Gomar Padilla CMV 1625

 

La otitis es una enfermedad muy molesta, que causa intenso malestar en uno o ambos oídos. Muchos de nuestros pacientes sufren frecuentemente de otitis, siendo una afección común en medicina de pequeños animales. Se define como una inflamación aguda o crónica del canal auditivo. En función de la profundidad de la patología, las otitis se clasifican como otitis externa, otitis media u otitis interna. Su etiología depende de complejas interacciones entre factores desencadenantes, predisponentes y perpetuantes por lo que la correcta investigación y corrección de estos factores llevara a una terapia eficaz.

 

Cuando hay bacterias involucradas, se habla de factores perpetuantes o secundarios, ya que son aquellos que típicamente no producen la enfermedad en los oídos, pero sí la agravan.  Los factores perpetuantes son fundamentalmente las levaduras (Malassezia pachydermatis) y las bacterias (Staphylococcus spp, Pseudomonas spp, Proteus spp, entre otras).

 

Es importante tomar en cuenta que las bacterias son habitantes normales de los oídos. Sin embargo, en determinadas situaciones el oído se vuelve un lugar ideal para su multiplicación. El oído es un lugar anatómico oscuro, húmedo y con poca ventilación, considerándose en ciertas ocasiones óptimo para el sobrecrecimiento bacteriano. Por ejemplo, perros con las orejas péndulas o hipertricóricas y/o con seborreas están predispuestos a las otitis bacterianas.

 

Los perros afectados se rascan las orejas con las patas o contra objetos como la alfombra, suelen tener mal olor del oído, el interior de la oreja suele presentar color enrojecido y puede observarse abundancia de cerumen, sacuden la cabeza con frecuencia. Cuando los perros interrumpen su actividad normal para rascarse la oreja o sacudir la cabeza, significa que sienten un alto grado de dolor o picor Este malestar y dolor hace que estén con la cabeza inclinada, que se rasquen y se lastimen en las regiones cercanas a la oreja, que cuando los toquemos lloren, griten o incluso nos quieran morder.

 

La aproximación clínica (edad de inicio, desarrollo de los signos y estacionalidad, ambiente, tratamientos anteriores), así como el examen clínico (examen general, examen dermatológico, examen auricular) son pasos cruciales en la investigación de la infección en los oídos del paciente.

 

Cuando un perro tiene otitis de etiología bacteriana se requiere un análisis de laboratorio para la correcta identificación de la bacteria y definir el tratamiento más adecuado. El cultivo bacteriológico acompañado por un antibiograma está indicado en casos crónicos o recurrentes en casos de otitis externas supurativa. Cuando el tratamiento tópico y/o sistemático previo no ha sido efectivo.

 

El tratamiento debe incluir limpiezas frecuentes y antibiótico, y de suma importancia tratar la causa subyacente. Gran parte de los fracasos terapéuticos se deben a una interrupción temprana del tratamiento.

 

Se debe de realizar seguimiento; evaluaciones regulares hasta que la otitis se haya resuelto. No se debe considerara que el problema se ha resuelto hasta que el examen en la clínica no se observa ninguna anomalía y no se detectan bacterias ni células inflamatorias en la tinción Gram.

Con el fin de determinar cuáles son las bacterias en oído que se aíslan con más frecuencia en nuestro laboratorio, se realiza una recolección de datos de los hisopados óticos recibidos durante un período de 7 meses (setiembre 2017-marzo 2018). Se recibieron un total 130 muestras de hisopados de oídos para cultivar, con los cuales se obtuvieron los siguientes resultados:

* Del total de los 130 pacientes, 127 corresponden a caninos y 3 a felinos, sin rangos de edad.

* De los 130 hisopados, en 35 (26.92%) de las tinciones Gram correspondientes, se observaron levaduras del género Malassezia.

* En 28 (21.53%) de los cultivos realizados no hubo crecimiento.

 

Se complementa este trabajo con un segmento de la ponencia de la doctora Alejandra Calderón Hernández para el Congreso Veterinario en Costa Rica, 2014. El trabajo fue realizado en colaboración con Laura Orozco Sánchez, Estefanny Valdez León, Dra. Jane Ellis y Dra. Susana Gomar. Hallazgos microbiológicos en muestras de orina, hisopados óticos y raspados de piel de perros y gatos, procesadas en el Laboratorio Diagnóstico Albéitar S.A. durante mayo a diciembre de 2013.

 

Se observa que las bacterias más comúnmente aisladas en los oídos son Staphylococcus pseudintermedius, Pseudomonas aeruginosa, Proteus spp; seguidas en menor cantidad por Corynebacterium spp, Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Streptococcus spp, entre otras.

En el Laboratorio Diagnóstico Albéitar contamos con el personal y los medios adecuados para la identificación de las bacterias por medio del sistema API. Así como el sistema Kirbi Bauer para para determinar la sensibilidad de un agente microbiano frente a un antibiótico.

No dude en contactarnos al 4052-2200, info@diagnosticoalbeitar.com